Combatiendo la venta de humo en la agilidad

A veces primero tienes que dar un salto de fe…la confianza viene después.

Miércoles a las 10 de la noche, me siento frente a mi computadora, de fondo la frase anterior aparece reveladora mientras en la tele se ve “Man of steel”. Intento buscar alguna analogía que resulte poderosa y me ayude a conectar un cúmulo de ideas que vienen rondando meses, si no es que años mi mente y hoy se atreven a salir en forma de letras.

La analogía parece reveladora a medida que avanza la noche. En muchos sentidos para una organización, comenzar un camino con la agilidad representa justo eso: un salto de fe. 

Esto me hace rememorar conversaciones del Ágiles 2019 relacionadas al humo en el mundo ágil.

¿Acaso estamos vendiendo saltos de fe?, ¿Cuántas veces nuestros clientes tuvieron dudas sobre los posibles resultados de la agilidad en su organización?, Y sin embargo se vieron obligados a dar el salto, solamente porque otras grandes organizaciones lo hicieron y podían quedarse rezagados.

En este sentido las organizaciones tienen una necesidad real de embarcarse en este camino, lo cual ha creado altísima demanda de profesionales, que las ayuden a transitar ese camino lleno de incertidumbre y dudas qué representa un cambio profundo.

Esto trae consecuencias que viéndolas en retrospectiva, parecen obvias para el estado de la profesión; Agile coches con poca formación, gurús que venden transformaciones organizacionales en un año, Instructores ágiles sin experiencia práctica pero venden cursos como expertos, diseño de mega estructuras de escalamiento sin tener equipos trabajando de manera sostenible, habilitadores de cambio que en su vida han escuchado o leido una pagina de Clean Code, y esto por mencionar solo algunas.

Los últimos años esto ha venido tomando fuerza casi de manera imparable, como una bola de nieve que crece y crece, no hace falta si no revisar linkedin para ver la cantidad de Agile Enterprise Coaches que surgen cada día luego de un curso de certificación o un año de experiencia como Scrum Master.

En este punto siento necesario hacer una aclaración importante, pues si bien el tono del artículo hasta este punto puede resultar en catarsis o queja, la intención es más bien dar respuesta de alguna manera a lo planteado en esas conversaciones del Ágiles 2019 y posteriores en el chat de telegram creado por Andres Joaquin (a quien hago responsable indirecto de la existencia de este artículo) ¿Cómo combatir el humo ágil?

Una conclusión qué va tomando fuerza en mi mente es que nos quejamos demasiado, de lo que hace fulano o lo que vendió mengano, pero ¿qué estamos haciendo para cambiar esta situación?. La respuesta de muchos en este punto seguramente será: con hacer bien mi trabajo y no vender humo es suficiente. Lo cual si bien me parece correcto, también me parece insuficiente. Pues parto de la premisa de que el agilista no vende humo de adrede, lo hace desde la ignorancia (al menos en la mayoría de los casos)

A esto se le llama el efecto Dunning-Kruger, un sesgo cognitivo, según el cual los individuos con escasa habilidad o conocimientos sufren de un sentimiento de superioridad ilusorio, considerándose más inteligentes que otras personas más preparadas, midiendo incorrectamente su habilidad por encima de lo real. Este sesgo se explica por una incapacidad metacognitiva del sujeto para reconocer su propia falta de competencias en determinado tema.

De esa misma manera seguramente todos hemos vendido humo en algún punto de nuestra carrera, y a medida que tomamos experiencia, nos vamos haciendo más conscientes y mejores profesionales.

Entonces si muchos agilistas con buenas intenciones, viven el efecto Dunning-Kruger, y caen en estos problemas que empobrecen y descalifican la profesión, ¿Qué podemos hacer?

Es un mundo de influencers, de redes sociales, donde el agilista que más brilla es el que tiene mejores videos en youtube o publica más fotos de procesos exitosos frente a un tablero, y nos guste o no las personas que comienzan en la agilidad los van a tener como referente. 

Tenemos como responsabilidad guiar y mentorear a otras personas, ayudarlos a ser más conscientes de sus brechas para que puedan salir del efecto Dunning-Kruger.

Tanto para orientar a otros como para ser cada día más conscientes del hacer te dejo algunas ideas para evitar el humo ágil:

Evitar el dogmatismo

Es importante estar abiertos a otras corrientes de pensamiento, pues en la agilidad no existen verdades absolutas.

La agilidad no es el objetivo final

En este mismo sentido recordar siempre que nuestro objetivo es ayudar a nuestro cliente y mantenerlo en el centro, entender sus necesidades  y tener presente que lograr agilidad no garantiza un mejor resultado para mi cliente, y que en algunos casos, otros enfoques podrían ser mejores para el clima y el contexto actuales.

Aceptar que no se

Especialmente desde el lado del experto que acompaña organizaciones nos cuesta reconocer que no sabemos,es importante aceptar que hay cosas que puede estar más allá de nuestro conocimiento actual, debemos admitir valientemente lo que no sabemos para obtener ayuda de otros practicantes y mejorar 

Complementar la teoría con experiencia práctica

Todos generamos experiencia de distintas maneras, pensando en esto siempre debemos tener en la mira qué, como aprendices constantes iremos descubriendo nuevas cosas y más allá de hablar de ellas, tenemos como responsabilidad llevarlas a la práctica, experimentar y aprender de esas experiencias para hablar con propiedad

Compartir con la comunidad 

La comunidad es una fuente de aprendizaje continuo, tanto para quienes están comenzando el camino de la agilidad, como para quienes tienen un buen terreno. La comunidad es un espacio polinizador para formar nuevos profesionales y mejorar también uno mismo

Estas son solo algunas de las primeras ideas que se me vienen a la mente para tener en cuenta y así evitar el humo ágil, cuentame ¿cuales se te ocurren a ti?

Además de esto dejo el link del articulo de Andres Joaquin donde plantea un experimento relacionado a esto. hasta pronto

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s