Otro blog de agilismo mas

Hace un buen tiempo que me vienen rondando preocupaciones de menos a más, convergiendo en diversos temas ágiles que me llevan de una manera u otra  a retrospectivas y altos en el camino para replantear muchas ideas que en principio daba por ciertas o irrelevantes como para tomar acciones sobre ellas, y es que entre más tiempo me pongo en el papel de orquestador como scrum master, encuentro diversos temas que me quitan el sueño y de una u otra manera afectan a las personas y por ende a los diversos proyectos, ya sea por ausencia de muchos elementos o mal entendimiento de otros.

Es bien sabido tanto en la comunidad como en la industria, que a pesar de que la agilidad lleva muchos años tomando cada vez más fuerza (Y últimamente más allá de la industria del software), aun somos una minoría y estamos en proceso de auto descubrimiento tanto en cuales son las mejores prácticas y cómo llevarlas a cabo como en la filosofía misma de lo que representa la agilidad.

Si bien es cierto existe gran cantidad de información y libros por montones en todos los ámbitos del desarrollo de software ágil,  y como alguna vez escuche decir a alguno de esos senseis ágiles decir (a su manera) “ puedes aprender todo scrum en 15 minutos, pero podrías tardar toda la vida en aplicarlo y estar feliz del resultado”

Yo por mi parte sin duda alguna me he devorado cuanto libro pasa por mi camino,  he intentado aprender de la comunidad (la cual me parece la mejor manera de aprender la filosofía ágil) y he tenido la fortuna de conocer grandes Senseis como Pablo Tortorella, Yamit Cardenas, Andres Herrera, Luis Mulato, Alvaro Triana, entre muchos otros más que me han dado lecciones muy importantes (muchas de ellas en conversaciones casuales con una cerveza en la mano, que para mi son las más valiosas ) y sin embargo en ese proceso de aprendizaje continuo aun no encuentro respuesta a muchos de los interrogantes y preocupaciones como ya lo mencione, algunas porque aun para muchos de aquellos senseis mencionados aun son terreno de experimentación o por que simplemente la experiencia se gana con las heridas de guerra.
Por todo esto casi como una epifanía he llegado a sentir la necesidad de combinar dos de mis grandes pasiones, al escribir una serie de post donde pueda  expresar todo aquello que he experimentado en ese proceso de descubrimiento interminable y de aquellas cosas que aún son terreno inexplorado para mi y que me quitan el sueño, esperando siempre obtener feedback y brindar un punto de vista para aquellos que quieran abordar la agilidad más allá de lo que está en los libros de texto.

Anuncios